Este domingo por la mañana hemos asistido a la jornada de construcción, música, juego y pintura participativa de la Escuela Infantil Luisa Fernanda.

Dentro del proyecto Paisaje Vallecas, promovido desde la Dirección General de Intervenciones en el  Paisaje Urbano y el Patrimonio Cultural del Área de las Artes del Ayuntamiento de Madrid y coordinado y gestionado por  Intermediae-Matadero, se desarrolló esta jornada en la que los niños del cole y todos los vecinos que quisiéramos acercarnos podíamos coger una brocha, pintura, y dejar nuestra huella en el muro que rodea la escuela.

FullSizeRender

La jornada fue orquestada por el grupo Boa Mistura de Madrid, que posteriormente se encargará de terminar de dar forma a lo que entre todos hemos comenzado.

Además de pintar el muro, también hubo batukada, charanga, y se fabricó mobiliario urbano con material reciclado como palets de madera y neumáticos usados que pintamos de colores.

Una iniciativa ejemplar para recuperar espacios perdidos, que habitualmente se usan para pasear animales y generar suciedad. Dar color a los muros grises, hace el barrio bonito e inspira optimismo y respeto por las cosas que son de todos.

Este tipo de actividades son las que siempre me demuestran lo poco que hace falta para ser feliz y pasarlo bien: un descampado, un muro, pinturas, tierra, un bocata y ganas de divertirse.

FullSizeRender[1]

Anuncios